Recibiendo al nuevo cachorro

Es fundamental el recibimiento que debemos hacer cuando un nuevo cachorro llega a nuestro hogar, ya que esto va a  incidir el modo de vida que él llevará en este lugar que va a pasar a ser su nuevo hogar. En términos generales algunas de las cosas que hay que tener en cuenta para que este recibimiento sea perfecto, es que no haya sustos, poner límites, enseñar, jugar con él y muchas otras cosas más. A continuación te contamos los secretos para recibir al cachorro en casa, que es lo que puede hacerse y que es lo que no.
Cuando un nuevo integrante de la familia llega a la casa, todo debe estar preparado tal como si se tratará de un bebé. Es esencial no restarle importancia a esto, ya que estos primeros momentos van a influir en cómo se comporte luego este cachorro, es decir cómo sea su adaptación a la familia y cómo va a ser sus rasgos de carácter.

Secretos para tratar al nuevo cachorro

O cuando una familia tiene un hijo, todo está preparado para cuando éste llegue a la casa, siendo lo más significativo tener su habitación armada. En los cachorros debería funcionar igual, ya que para cuando el llegue debe estar todo correctamente preparado.
Una de las cuestiones más importantes a tener en cuenta es el tener autocontrol, ya que la relación que entablemos con nuestro perro tendrá un carácter perceptivo. En este sentido, las sensaciones que tengamos van a ser percibidas por nuestro cachorro, por lo tanto él siempre va a percibir  si hay descontrol, nervios, euforia o estrés, y por ende va a actuar en consecuencia, lo que va a hacer encontrarnos con un animal nervioso o asustado. Es por esto que se aconseja hacer el esfuerzo por tener paz, para así transmitirle esto a nuestra mascota. También es recomendable contratar uno de los múltiples seguros veterinarios que existen.

Lo esencial a tener en cuenta

Hay ciertas cosas que debemos tener en cuenta  para que todo pueda salir siempre bien cuando el cachorro está por llegar a casa,  y para así ir delineando las normas de su comportamiento. En lo que sigue te contamos estos secretos esenciales.
El primero está en relación a hacer las necesidades. En este sentido, hay que ubicar un lugar donde él va a hacer sus necesidades, lo cual es esencial para evitar que se acostumbre a hacer sus necesidades por toda la casa, no respetando los límites que nosotros le impusimos. Si le enseñamos a hacer bien sus necesidades en un lugar fijo, todo será más sencillo porque al cabo de dos meses el cachorro ya habrá aprendido, y entonces nos habremos evitado que marque todos los rincones de la casa con su olor.
El segundo secreto  es evitar que nuestra casa se transforme en un parque para perros. En este sentido, de lo que se trata es desde el principio imponerle orden a nuestro perro, para evitar que todo se transformara en un caos. Es por esto que además de darle tranquilidad al cachorro, también debemos transmitirse ciertos límites. Esto implica delimitar los lugares de la casa donde puede moverse y en cuales no, ya que de esta manera es más fácil poder controlar sus comportamientos, habiéndole impuesto desde un principio las reglas claras.
Es fundamental que el perro tenga siempre disponible un bebedero. Si bien la comida se la daremos a ciertas horas determinadas, la bebida siempre debe estar disponible y fresca para que él pueda hidratarse cuando lo necesite.
Para finalizar, el secreto para evitar que muerda todo lo que vea a su alcance, siendo ésta una conducta típica cuando son cachorros, es que tengan juguetes y mordedores a su alcance.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Herramientas que debe tener en su hogar

¿Qué es el Cybermonday Chile?

Un reloj inspirado en el ajedrez