Alopecia, remedios caseros

Hay muchas cosas en nuestra vida que no podemos evitar, como envejecer, no sólo porque nuestra piel cambia y se hace diferente, sino también por otros aspectos de la vida adulta que tienden a ser desagradables como la pérdida de cabello.
Y esto lo padecen muchas personas, aunque en ciertas sociedades sea normalizado, como parte de hacerse adulto, Pero nosotros conocemos que existen razones médicas dermatológicas para la pérdida excesiva de cabello.

Alopecia

Por supuesto que podemos encontrar varias enfermedades que llevan a la caída del cabello, pero una de las más comunes es la "alopecia". Aunque esta enfermedad en particular afecta a millones de personas en todo el mundo, a menudo no se diagnostica porque aparece como puntos calvos en el cuero cabelludo.
Se conoce que la caída del cabello es mediada por procesos hormonales y que además se expresa diferente según el sexo.

Tratamientos caseros


Si se maneja de manera inadecuada e inoportuna, esta condición puede escaparse de control. Para ello, volvemos a apostar por los remedios caseros, una excelente alternativa y la mejor solución para aquellos que quieren mejorar la salud de su cabello.

Vinagre de manzana:

Este es un tratamiento casero útil en la restauración del cabello, además de que mejora el flujo sanguíneo en la zona del cabello. Ayuda a prevenir infecciones de origen bacteriano y fúngicas del cabello, también remueve las células muertas de la zona.
La elaboración de este tratamiento consiste en mezclar media taza de agua y media taza de vinagre. Aplicar esta mezcla sobre el cabello húmedo y dejar actuar durante 5-15 minutos, luego enjuagar con abundante agua. Se recomienda hacerlo una vez a la semana.

Aloe Vera

Reconocida en muchas culturas por sus propiedades esta planta resulta muy efectiva en el tratamiento de problemas de la piel y de capilares. Funciona como hidratante capilar, equilibra el PH capilar y combate la caspa.
El modo de empleo será humedecer el cabello, para aplicar el aloe vero sobre el cuero cabelludo y masajear suavemente sobre toda la superficie del cuero cabelludo para dejar actuar durante unos 10 minutos. Lo aconsejable es aplicarlo dos veces por semana

Huevo:

Rico en proteínas, es ideal para el cuidado del cabello y previene su caída. Si deseas realizar este tratamiento será necesario una pequeña cucharada de miel y otra de aceite de oliva más un huevo, lo siguiente es unir todos estos y mezclar para obtener una consistencia homogénea.
A continuación, aplica la mascarilla en el cabello húmedo y distribúyelo por todo el cuero cabelludo. La mezcla debe actuar por alrededor de 20min, seguido de esto se tiene que retirar con abundante agua, si consideras que su problema es muy serio puedes aplicarlo hasta 3 veces en una semana.

Zumo de cebolla

Considerado un tratamiento antiguo y muy beneficioso por su ausencia de efectos adversos. Su alto contenido de azufre favorece la circulación sanguínea y el crecimiento de cabello nuevo. Lo primero que se necesita para este tratamiento es la preparación de un zumo de cebolla.
Aplicar sobre el cuero cabelludo, remojar en todo el cabello y dejar actuar durante 15 minutos. Por último, enjuaga con abundante agua y lave el cabello con un champú, preferiblemente neutro. Repetir dos veces por semana.
Sin duda, con todos estos tratamientos de alopecia caseros se puede estimular el desarrollo folicular y conseguir un cabello más sano.
Los remedios caseros hechos en casa son sin duda la mejor opción para aquellos que quieren contribuir con tu economía ya además tienes disponible los materiales en casa, sin embargo, visitar a un dermatólogo es de máxima importancia para su diagnóstico.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Formación Universitaria

Las pantallas LED exterior

Rendimiento de un motor